Deshumidificador ProBreeze 20 l

Deshumidificador ProBreeze

El deshumidifiador ProBreeze 20 litros se sitúa en la gama media, tanto en precio como por prestaciones.

Recomendado para áreas de hasta 30 m2 con temperaturas superiores a 12ºC.

Panel de control

El panel de control resulta muy elegante a la vista, al menos en mi opinión. Seleccionar el programa deseado y aplicar las distintas opciones (temporizador, bloqueo para niños, etc…) resulta muy intuitivo. Muestra el nivel de humedad relativo seleccionado, además, un sistema de luces alrededor del display te informa en tiempo real del nivel de humedad relativa en el aire (azul=30-50% / verde=50-70% / rojo=mayor del 70%).

Le rodean la rejilla difusora del aire y una práctica asa para cuando tengas que bajarlo por las escaleras.

Deshumidificador ProBreeze
La luz del display se puede apagar para evitar que moleste en situaciones de poca luz

En suelo plano unas ruedas omnidireccionales se encargan facilitar su desplazamiento. Por otra parte, su diseño estrecho y alargado (66x39x26cm), facilita mucho guardarlo dentro de un armario o en cualquier rincón cuando no necesites utilizarlo.

Deshumidificador ProBreeze

Modos y programas

Automático:

Se puede seleccionar tanto la velocidad del ventilador, como el nivel “objetivo” de humedad relativa desde el 30% hasta el 80%. La unidad trabaja hasta alcanzar el nivel preseleccionado y lo mantiene de manera automática (cuando lo alcanza se detiene y si vuelve a subir se pone en marcha de nuevo). Es el programa ideal para mantener tu vivienda dentro de unos niveles aceptables de humedad relativa, una vez que esta ha sido controlada.

Baja potencia y alta potencia:

Los programas “baja potencia” (modo nocturno), en el que puedes apagar toda la iluminación excepto el testigo de localización, y “alta potencia”, funcionan sin tener en cuenta el grado de humedad “objetivo”. La única diferencia entre ellos es la velocidad del ventilador. En ambos casos, además, el aparato funciona de manera continua y deberás ser tú quien lo desconecte.

Secado de ropa:

Incluye un programa específico para el secado de la colada. En mi opinión, esta función no se debe utilizar salvo en los casos en que no nos queda otra opción, es decir, cuando llueve, o en días de extrema humedad, si no lo ideal es secar la ropa tendiéndola en las cuerdas de toda la vida. Digo esto porque para secar la colada, cualquier deshumidificador necesita trabajar a máxima potencia, y esto podría elevar tu factura eléctrica.

Consejo:

En el caso de que te veas obligado a secar la ropa en el interior de tu casa con el deshumidificador, hazlo en la habitación más pequeña, con puertas y ventanas cerradas, para agilizar y optimizar al máximo la labor.

Modo ventilador:

El modo ventilación, solo remueve el aire. Ayuda a retrasar el aumento de la humedad y permite al higrostato recoger una lectura más homogénea, uniforme, y por lo tanto correcta, del ambiente. Todo ello redunda en un consumo eficiente de energía.

Le falta protección de la memoria frente a cortes de luz. El dispositivo se vuelve a conectar, pero no recupera la programación seleccionada previa al corte del fluido eléctrico.

Depósito de gran capacidad

Deshumidificador ProBreeze

Depósito de agua de 5,5 litros, incluye un asa que facilita mucho su desplazamiento cuando tengas que vaciarlo. Algunos usuarios se quejan de la dificultad, tanto para sacarlo de su alojamiento como para volver a instalarlo. Esto, unido a que el dispositivo se detiene cuando está casi lleno, puede provocar que se derrame un poco de agua al suelo. Eso sí, cuando el depósito se llena, avisa con un pitido, además, se ilumina el testigo correspondiente en el panel de control.

Drenaje continuo

Tienes la opción del drenaje continuo, que consiste en conectar una manguera (la suministrada tiene 30 cm de longitud, 10 m/m de diámetro interior, y 11 m/m de diámetro exterior) a la toma en la parte trasera. Esto evita tener que vaciar el depósito, ya que el agua extraída se drena directamente por esa manguera. Solo debes poner el otro extremo de la manguera encima de un sumidero u otro depósito externo (por ejemplo, un barreño más grande). Cuando la manguera está conectada, el dispositivo no se apaga automáticamente, tendrás que apagarlo tú.

Deshumidificador ProBreeze

La evacuación del agua se produce por decantación, es decir, por la simple caída del agua a distinto nivel. Deberás cuidar que el extremo de la manguera que conectas al dispositivo, esté más elevado que el extremo por donde sale el agua para que el vertido fluya de manera correcta.

Silencioso

El ruido a máxima potencia es de 48 db. Calificar un ruido siempre resulta difícil, pero por intentar poner un ejemplo, no tiene nada que ver un ruido a una frecuencia baja constante, con otro donde las frecuencias suben y bajan, y tienen un tono agudo, que resulta mucho más desagradable aún con el mismo nivel de db. Además, este valor es a máxima potencia, que solo funcionará en momentos puntuales, cuando selecciones manualmente la máxima potencia para bajar rápidamente el nivel de humedad.

Para la mayoría de usuarios resulta aceptable excepto para conciliar el sueño por la noche. En este aspecto, dependerá en gran medida la tolerancia individual de cada persona para soportar los ruidos, pero un buen número de usuarios afirma que es incompatible tener el dispositivo funcionando en la habitación y poder dormir.

Consejo:

Pon en funcionamiento el deshumidificador en el dormitorio un par de horas antes de ir a dormir para no tener que utilizarlo por la noche.

Consumo

El consumo a máxima potencia es de 450 w/h. Apenas notarás aumento en la factura eléctrica. Ten en cuenta que esos 450 w/h son a máxima potencia, en la que solo funcionará en momentos puntuales, si el higrostato detecta un pico alto de humedad o si lo seleccionas manualmente. En condiciones habituales, el dispositivo trabajará a baja potencia, o pasará a modo «reposo» hasta detectar de nuevo un aumento de «HR» (humedad relativa). Todo ello redunda en un consumo muy reducido.

Mantenimiento y cuidados

El mantenimiento se limita a limpiar el filtro regularmente. Empieza probando cada 15 días y según veas el nivel de suciedad del filtro, alarga o acorta el tiempo para volver a limpiarlo.

Mi consejo en este sentido es aspirarlo mejor que mojarlo. El filtro es de «nailon«, y va protegido dentro de una carcasa de plástico, con lo que meterlo debajo del grifo no va a estropearlo, pero personalmente, no veo demasiado higiénico mezclar la porquería que recoge con la «simple» agua del grifo (no debes usar detergentes que puedan deteriorar el filtro), prefiero aspirarlo siempre que sea posible.

Limpia habitualmente el depósito para evitar la formación de hongos y bacterias en su interior. Simplemente enjuaga con agua jabonosa y aclara, sin frotar y sin emplear productos agresivos que puedan dañar los acabados.

En cuanto a la carcasa exterior del deshumidificador, es suficiente pasar un paño humedecido.

Puntos a su favor:

  • Facilidad de uso
  • Precio competitivo
  • Marca de calidad contrastada con un servicio post-venta a destacar
  • Los materiales, aunque no son de calidad Premium, ofrecen una buena sensación tanto a la vista como al tacto
  • El diseño es muy atractivo, no romperá la estética de tu habitación, sala de estar, o donde lo ubiques
  • Tamaño alto y estrecho, que va muy bien para guardarlo en rincones pequeños
  • Instrucciones claras y precisas en Castellano

En contra:

  • Se puede programar su apagado automático, pero solo cuando está encendido, o su puesta en marcha, únicamente si está apagado, y de ninguna manera puedes programar las dos en conjunto
  • Algún relé o pieza interna suena (como un clack) cuando se pone en funcionamiento o se desconecta
  • El plástico de la carcasa por donde sale el cable de corriente no está pulido de fábrica, lo que podría llegar a producir el deterioro del cable por rozamiento. Se puede solucionar limando con una lija de grano fino o protegiendo el cable con cinta aislante, esparadrapo, o similar.
  • Al seleccionar el nivel de humedad objetivo hay un margen de error que puede llegar hasta el 5% (definido en el manual de instrucciones)
  • El cable de corriente no se puede recoger, ni siquiera tiene unas “pestañas” para darle un par de vueltas, lo envuelves en el propio aparato o se queda suelto
  • No tiene wifi, por lo que no se puede controlar con Alexa o Google home

Conclusión:

Dispositivo muy económico para la capacidad de trabajo que desarrolla. Un diseño acertado, no solo elegante, sino también inteligente, como el hecho de albergar un depósito de gran capacidad. Un software con modos automático, manual, y programa específico para secar la colada en los días más húmedos o de lluvia. Además, incluye la posibilidad de utilizar el drenaje continuo.

Todas estas funciones, unidas a un excelente servicio Post-venta, son en mi opinión elementos suficientes para decantar la balanza y tener en cuenta esta opción, a pesar de los defectos mencionados en el apartado «en contra».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *